Archivos Mensuales: octubre 2014

Escrito 3 – Eres un 8

Es domingo, temprano, demasiado para ser domingo y piensas: pobre ocho, seguro que se siente amenazado, atemorizado por unas manecillas que lo apuntan directamente sin lástima ni piedad. Parece que lo estás viendo, inevitablemente tiembla porque no sabe de qué se le acusa, qué infracción habrá cometido para generar tal antipatía. Todos callan surgiendo un misterioso silencio cargado de tensión que sólo se atreve a romper el segundero para tomar la palabra con un discurso vacío.

Piensas en la catástrofe que sucederá si el ocho continúa con sus temblores, sabes que terminará desarmándose y eso sería un auténtico riesgo para sus superiores e inferiores que ven peligrar la armonía y precisión de la maquinaria. Que ese maldito ocho deje de moverse, que cese su tiritar antes de que todo esto no tenga remedio, te repites una y otra vez, Despertador rojo - Relato: Eres un 8aunque llegados a ese punto ya es demasiado tarde, no hay vuelta atrás, te has convertido en ocho.

Eres redondo, dos partes que por el momento forman uno pero que no podrías asegurar hasta cuándo porque no hay forma de parar de rodar por la cama. Sientes cómo te enredas con las sábanas, los dos círculos que forman tu cuerpo cada vez se entienden menos y tus movimientos son apresurados y bruscos. Piensas que no tienes nariz y que tampoco tienes brazos ni manos para poder palparla y asegurarte que continúa ahí, en su sitio, cumpliendo su misión porque: ¿sigues respirando, verdad?

Perversa pregunta, maldices al espíritu nostálgico que venció a la funcionalidad de la alarma de tu smartphone y te condujo a cambiarlo por un precioso y brillante despertador rojo de lata porque está claro, lo vintage es tendencia. Llegados a este punto a ti la moda te da igual, lo único que quieres es  ser un ocho digital con líneas rectas y formas cuadras, un ocho que te permita pararte aquí y ahora.

Escrito 1 – La sin hueso

Escrito 2 – ¿Sepelio o casamiento?

Escrito 2 – ¿Sepelio o casamiento?

El griterío se aproxima, un vocerío que en ocasiones viene acompañado de la felicidad y el júbilo del casamiento y en otras tantas es reflejo del sufrimiento y desesperación que arrastra la muerte. Los seis años de Candela no están dispuestos a perder ni un segundo con reflexiones de tipo moral, lo único que desea al escuchar que se acerca la comitiva es salir disparada hacia la cocina, esquivando el saliente del taquillón que decora el pasillo, localizar el banquito de madera blanco que su abuela utiliza para tender y arrimarlo a toda prisa hasta la ventana que por suerte siempre se encuentra abierta. Ya está preparado el palco VIP para disfrutar del espectáculo.

Boda Islam - Relato de un recuerdo

Boda Islam – Relato de un recuerdo

Pie izquierdo, pie derecho y un suave impulso para ponerse de puntillas sobre unos dedos regordetes que parecen gominolas. Hace calor, y los azulejos que enmarcan la ventana le refrescan sus rollizas piernas, un placer contrarrestado por los raíles de la cristalera que marcan sus tiernos antebrazos dejando una visible línea roja.

– ¿Fiambre o boda Candela?

– ¡Ay! ¡No lo sé ¿Qué será? Yo quiero que sea boda ¡Ojala sea boda yaya!

– Candela, cuidado, no te asomes tanto, un día de estos vas para abajo, te caes un zaleazo y menuda desgracia. Puedes verlo pero no te inquietes y el cuerpo hacia dentro.

– Ya los veo yaya ¡Es boda, es boda! ¡Corre ven!

En ese momento siente como su menuda figura queda atrapada por un cuerpo , a sus ojos, gordo, de carnes blancas y que le inspira un incontrolable deseo de pellizcar. Siente su respiración en la nuca y es entonces cuando verdaderamente sabe que ella está allí y que llega el momento de activar el radar y prestar la máxima atención para que no se escape ni el más mínimo detalle. Abre sus grandes ojos negros y sin parpadear graba en su retina la escena que en pocas horas inspirará todos sus juegos y pasatiempos.

Un esquelético caballo rodeado de mujeres que visten túnicas de vistosos colores y cubren sus cabezas con hermosos velos ribeteados con hilo cobrizo y pequeñas lentejuelas que brillan como luciérnagas. Entonan cánticos que se confunden con gritos, auténticos alaridos, un tremendo escándalo que roza la locura y que choca con el discreto papel de la novia. Una prometida que ya desde el día de su casamiento conoce el papel que va a ocupar en su matrimonio, una enamorada que recorre sus últimos momentos como soltera dentro de un templo móvil blanco coronado con borlones de mil colores y desde el que no puede verla nadie, una protagonista ausente.

Gran emoción contenida en un breve instante, la comitiva llega a su fin y es la hora de desmontar el palco. Candela retira la banqueta de madera blanca y la coloca en su sitio, justo debajo de la mesa de la cocina que como en toda casa de vecino que se digne está presidida por una enorme jugosa pata de jamón serrano.

Comentarios: 

  • En este segundo escrito utilicé como recurso los recuerdos de mi infancia. La escena se desarrolla en Ceuta, en casa de mis abuelos durante las vacaciones de verano. Este escrito me ha resultado mucho más fácil que el primero por la simple razón que tenía muy clara la historia, de hecho escribí el primer párrafo para definir el arranque, contexto y tono y a continuación redacté el cierre, sabía que quería acabar con la pata de jamón serrano porque es la imagen protagonista de la cocina de mi abuela en mis recuerdos de infancia además de darme juego por la temática musulmana.
  • Seleccioné un narrador en tercera persona porque la protagonista tiene 6 años por lo que es un personaje que no tiene la capacidad de describir e ilustrar la escena tal y como quería. No es verosímil que un personaje infantil haga este tipo de descripciones por lo que no era posible utilizar un narrador en primera persona.
  • Dos correcciones: la primera es que suelo utilizar estructuras de doble adjetivación. Creo que quiero dejar tan clara la imagen que tengo en mi cabeza que tiendo a reforzar toda descripción con un mínimo de dos adjetivos lo que puede dar lugar a un contenido reiterativo y un tanto pesado. La segunda corrección es que utilicé la palabra equino en lugar de caballo y por el tono de la escena quedaba demasiado técnico.
  • Mi sensación durante este segundo escrito fue de mayor comodidad y fluidez a la hora de redactar, de hecho tardé muchísimo menos y lo disfruté bastante más porque las palabras iban surgiendo sin esfuerzo 😀

Si te apetece unos minutos más de lectura aquí va el Escrito 1 – La sin hueso

Escrito 1 – La sin hueso

Relato basado en las palabras: Tiempo & Lengua.

El tartaja, el gangoso, el trapajoso, el trabado, el gago… Vamos, Jacobo, nombre que figuraba exclusivamente en su DNI y que su madre eligió para el segundo de un parto de gemelos, un bebé que nació enganchado al talón de su hermano y vivió a la sombra de un comunicador innato. Un tartamudo y un charlatán, el desequilibrio en su más pura esencia, un par de dos unidos por lenguas de diferente naturaleza.

El destino quiso que esas dos sin hueso se criaran en un escenario de habladurías, murmuraciones y chismorreos, en una narración de dimes y diretes no apta para medias lenguas como la de Jacobo pero un auténtico paraíso para el parlanchín de su hermano, quien sin levantar dos palmos del suelo ya entraba a todo trapo en las conversaciones del zoco.

Un baratillo que fue testigo del paso de las tronas que presidían el tenderete del bazar de la familia de los gemelos, a unos pequeños pupitres desde donde cumplir con las obligaciones estudiantiles. La matriarca de la familia lo tenía claro, era imprescindible ser capaz de recitar de carrerilla la lista de los reyes godos para ser un comerciante de diez, una prueba memorística infalible que aplicar en un futuro con los morosos, incumplidores y cuentistas, clientes habituales con los que había que batallar a diario con dos armas infalibles: pies de plomo y tratarlos sin pelos en la lengua.

Aún así, lo de recitar de carrerilla ha sido siempre un decir, el tiempo es muy relativo y las exigencias para las dos lenguas han sido diferentes, ya que para lo que Jacobo era una eternidad para el lengüetón de su hermano era un periquete, un santiamén, un tris.

Comentarios:

  • No fui capaz de escribir un relato porque no cuento nada ¡Jaja! no me queda más que reír… Teniendo en cuenta que la extensión máxima era un folio y que llevaba dos horas escribiendo llegué a un punto sin salida en el que no sabía qué acción o elemento incluir para llegar a un cierre coherente.
  • Es más un arranque de novela que un relato así que ya estoy maquinando para el próximo escrito en el que prometo contar algo… Eso sí, no fui capaz de construir un relato pero la redacción gustó así que animada to go on 😀

Escritura Creativa en Málaga

Este es un blog de SEO y Marketing Online. Bueno venga va, así no empiezo bien tendré que decir la verdad… Este es un blog muerto. No escribo en él desde marzo de 2012 así que si has llegado a él es de puro milagro, un buzo tenaz del on ¡Enhorabuena! ¿Y por qué ando de nuevo por estos lares? Pues porque he comenzado a hacer algo que me encanta… Rectifico, he comenzado a APRENDER a hacer algo que me encanta, ESCRIBIR.

En SEO siempre hablamos del contenido de calidad y la capacidad de generar historias así que puede que esta nueva categoría del blog –La Estilográfica– tenga aunque sea una pizca de sentido… ;-)¡Comenzamos!

Exprésate - Taller Escritura Málaga

Exprésate – Taller Escritura Málaga

La causa de que ande de nuevo tecleando en este blog es un Curso de Escritura Creativa que comencé hace un par de semanas en la Escuela Paréntesis en MálagaEl edificio en el que se encuentra la escuela es una maravilla así que si andas por el centro hazte una paradita por C/Sánchez Pastor -si te gusta el queso tanto como a mí sabrás si te digo que está enfrente de La Quesería-. También se imparten clases de poesía, pintura, teatro, talleres infantiles… ¡Próximo objetivo teatro! jeje. Bueno que me lanzo, a lo que voy…

¿Por qué escribo?

Por vocación, por necesidad, por emular a otros autores, por el deseo de dejar huella… Muchas y muy variadas son las razones lúdicas, expresivas y cognitivas que nos llevan a lanzarnos a la escritura. ¿Mi razón? Porque me sienta genial pararme y tener un ratito sola y sólo para mí… -Me ha quedado un poco ego, lo sé, pero es que es la verdad…- Y es curioso porque lo de sola es relativo porque cuando escribo me siento súper acompañada. Si quieres conocer las razones que llevan a 50 autores de renombre a dedicar su vida a la escritura puedes hacerlo en este reportaje del país: Por qué escribo.

¿Y de dónde tomar ideas para la escritura?

Primera recomendación para los novel como yo ¡Hay que olvidarse del mito de la inspiración! Es genial eso de imaginarte en una cafetería con un cuaderno y dándole que te pego a las anotaciones porque te ha venido un momento de inspiración… Pero ¿Y si no llega? Que no cunda el pánico, búscala en tus recuerdos, en la observación, en tus lecturas. A veces también es bueno utilizar el absurdo o incluso los propios sueños. 

Nos han recomendado que una buena práctica para arrancar a escribir es pensar en cómo contaríamos lo cotidiano y a partir de ahí NARRAR, utilizar el lenguaje para mostrar más que para contar. Porque no es lo mismo decir: Ángel está nervioso que Ángel movía su pierna derecha a toda velocidad.

Semana 1 – Rompemos el hielo jugando. La primera semana “jugamos” con las palabras y el azar hizo el resto. En dos trozos de papel cada asistente escribió dos palabras, las que quiso, se mezclaron los papeles y una mano inocente hizo el reparto. Las palabras que me tocaron fueron: Tiempo y Lengua, con ellas tenía que escribir un relato ¡Ahí lo llevas! Se hizo lo que se pudo y así surgió La sin hueso.

Relato con las palabras: Tiempo & Lengua. La sin hueso.